Consejos ¿Qué hacer con los aparatos electrónicos viejos?

¿Qué hacer con los aparatos electrónicos viejos?

¿Qué hacer con los aparatos electrónicos viejos? post thumbnail image

Cuando un electrodoméstico se avería en casa, no importa si es una lavadora, un televisor o un teléfono móvil, seguramente lo primero que se te viene a la cabeza es ¿Qué hacer con estos electrodomésticos viejos?. Aquí analizaremos unas pautas que te pueden ayudar a tomar una decisión.

Todos los residuos electrónicos, pueden ser eliminados de forma ecológica y entregados en su centro de reciclaje de forma gratuita. Alguno minoristas también reciclan los aparatos viejos sin costo alguno.

¿Por qué reciclar?

Reciclar las materias primas contenidas en los aparatos protege el medio ambiente y el clima. El «Día Internacional de los Desechos Electrónicos», el 14 de octubre, llama la atención sobre la correcta eliminación de los aparatos eléctricos, pero ¿Qué son esos residuos electrónicos o materias primas ?
Índice de contenidos

Los residuos electrónicos (RAEE) son aquellos aparatos eléctricos y electrónicos que han dejado de ser utilizados y que, por lo tanto, se convierten en residuos. Los RAEE pueden contener sustancias peligrosas, como metales pesados, que pueden contaminar el medio ambiente si no se gestionan adecuadamente.

Entre esta amplia gama de productos, se encuentran:

  • Aparatos domésticos: televisores, lavadoras, secadoras, frigoríficos, congeladores, etc.
  • Electrodomésticos: teléfonos móviles, ordenadores, tabletas, etc.
  • Equipos de oficina: impresoras, escáneres, fotocopiadoras, etc.
  • Equipos industriales: maquinaria, herramientas, etc.
  • Juguetes: juguetes electrónicos, videojuegos, etc.

La producción de RAEE está aumentando a un ritmo acelerado, debido a la rápida obsolescencia de los productos electrónicos y a la creciente demanda de estos productos en los países en desarrollo.

¿Por qué no desecharlos en la basura doméstica?

Los aparatos eléctricos contienen materias primas valiosas y a veces raras, como cobre, aluminio, oro o neodimio. Si estas materias primas se reciclan y se recuperan, se protegen los recursos naturales y el clima.

Además los aparatos eléctricos a veces contienen sustancias peligrosas para la salud o el medio ambiente, como el mercurio en las lámparas de bajo consumo o los refrigerantes que contienen CFC, los cuales son perjudiciales para el clima. Estas sustancias no deben liberarse en el medio ambiente de manera incontrolada y, por lo tanto, se eliminan adecuadamente mediante el reciclaje.

¿Qué pasa con los aparatos electrónicos reciclados correctamente?

Los desechos de aparatos eléctricos y electrónicos recogidos por los canales correctos se entregan a empresas de tratamiento primario certificadas; estas compañías primero comprueban si el equipo puede ser preparado para su reutilización y volver a ponerlo en circulación sin grandes esfuerzos, si esto no es posible, los antiguos aparatos eléctricos se liberan de líquidos, contaminantes y componentes que contienen sustancias nocivas.

Los aparatos viejos se desmontan en parte en componentes y se trituran mecánicamente y luego se separan en fracciones individuales de material y, dependiendo de la fracción, se pasan a recicladores de plásticos, a fábricas de acero, hierro o cobre o a otras empresas de recuperación para su reciclado o recuperación de energía.

Creando la cultura de reciclaje ecológico

  • En primer lugar, los municipios deberían contar con depósitos que recibieran todo este tipo de desechos para luego canalizarlos a las empresas certificadas en el manejo de residuos eléctricos y electrónicos. Incluso, de ser posible, contar con camionetas recolectoras que después pueden canalizarse a las empresas mencionadas.
  • Otra medida oportuna y funcional sería obligar por ley a los distribuidores de aparatos eléctricos y electrónicos a recibir o incluso recoger gratuitamente el antiguo aparato en la compra de uno nuevo, independientemente de en donde haya sido adquirido el antiguo. Esta medida debería aplicarse también para compras en línea.
  • Impulsar la legislación que exija el reciclaje de RAEE.
  • Ofrecer incentivos para que las empresas reciclen o reutilicen RAEE.
  • Educar a los consumidores sobre los peligros de los RAEE y cómo reciclarlos o reutilizarlos de forma adecuada.
  • Incorporar información sobre RAEE en los planes de estudio escolares.
  • Ofrecer talleres y clases sobre RAEE a la comunidad.
  • Crear campañas de sensibilización pública sobre RAEE en los medios de comunicación.
  • Incluir información sobre RAEE en los productos y servicios de las empresas.

Un incremento en los residuos electrónicos

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en 2019 se generaron 53,6 millones de toneladas de RAEE en todo el mundo. Se espera que esta cifra aumente a 74,7 millones de toneladas en 2030.

Los RAEE pueden causar una serie de problemas ambientales y de salud. Los metales pesados, como el plomo, el mercurio y el cadmio, pueden contaminar el suelo, el agua y el aire. Las toxinas y los compuestos orgánicos volátiles pueden causar daños a la salud humana, como problemas respiratorios, cáncer y problemas reproductivos.

Para reducir los impactos ambientales y de salud de los RAEE, es importante reciclarlos o reutilizarlos de forma adecuada. El reciclaje de RAEE puede ayudar a recuperar materiales valiosos, como metales preciosos y plásticos, que pueden reutilizarse para fabricar nuevos productos. La reutilización de RAEE puede ayudar a prolongar la vida útil de los dispositivos electrónicos y reducir la cantidad de residuos que se generan.

Con el esfuerzo de todos, podemos ayudar a reducir los impactos ambientales y de salud de los RAEE.

Creditos:
Este articulo fue escrito originalmente por Paola Lucena, Licenciada en Comunicación Social y subido al sitio cesuma.mx/blog
Fue editado y subido en gigatecnoec.com/blog por Jorge Calva, Técnico en Sistemas Informáticos

Related Post